UN HISTÓRICO RAZONADO DE LA AISE

Profesor Pierre Pellegrino, PhD, Presidente de Honor

(Traducción al español del original en francés por Luís Ángel Domínguez, PhD, Profesor ETSAB-UPC) 

 

Este histórico tiene como objetivo presentar, a los que solamente la conocen muy poco, y recordar, a aquellos que la han frecuentado mucho, lo que es nuestra Asociación Internacional de Semiótica del Espacio, y del Tiempo. 

.....A partir de mediados del siglo XX, la investigación sobre la semiótica del espacio se ha desarrollado desde varios puntos de vista y en distintas direcciones. Estas investigaciones empezaron de forma notable alrededor de los años setenta en Ginebra, bajo la dirección de los profesores Martin Krampen y Luis Prieto, unos seminarios a los cuales fueron invitados colegas extranjeros a presentar sus trabajos y a discutir sobre una posible semiótica de la arquitectura, entre ellos hay que destacar a Umberto Eco y Ugo Volli. 

.....La Asociación Internacional de la Semiótica del Espacio, AISE, fue creada en 1974, ya en Urbino, gracias a la invitación del profesor Paioni. Desde aquella fecha, los trabajos han sido periódicamente retomados y discutidos en esta Asociación en las sucesivas reuniones; al inicio con Geoffrey Broadbent, Omar Calabrese, Paolo Fabbri, Manar Hammad y Martin Krampen, luego, con Pierre Boudon, Alexander  Ph Lagopoulos, Albert Lévy, Josep Muntañola, Pierre Pellegrino e Irene Sakellaridou. 

.....Estos primeros trabajos promovieron varios congresos y coloquios, entre ellos los más significativos son los que dieron lugar a publicaciones generales :bajo la dirección de Martin Krampen, Alexander lagopoulos y Donald Preziosi. El congreso en Andros en 1985 dio lugar a un número especial de la revista, Espaces et Sociétés, editado por Pierre Pellegrino y Sylvia Ostrowetsky con el tema Espace et Sémiotique; más tarde organizamos en Ginebra un congreso en el año 1991 con contribuciones como las de Massimo Bonfantini, Jacques Geninasca, Jen-Blaise Grize, Lorenza Mondada, Luis Prieto y Thomas Sebeok, publicado en Anthropos, Paris bajo el título: Figures Architecturales et Formes Urbaines. Estos trabajos han sido publicados después en revistas científicas de referéncia, como la revista Semiótica bajo la dirección primero de Thomas Sebeok y después por Marcel Danesi, o por ejemplo en el Cruzeiro Semiotico, la revista Communications, la revista Degrés, la Semiotic Web, o la Zeitschrift für Semiotik. 

 

.....Los que son o han sido miembros de la AISE, y han contribuido con sus trabajos, notablemente en las investigaciones en común o en los congresos conjuntos organizados con otras asociaciones sobre la temática de la semítica del espacio son: filósofos, lingüistas o especialistas de ciencias de la comunicación, pero también arquitectos o geógrafos, sociólogos, antropólogos, historiadores o arqueólogos, psicólogos o expertos en las ciencias cognitivas, informáticos o matemáticos. Pudiendo entonces establecer una lista de excelencia entre los participantes y colaboradores de todos estos años:

 

.....Abdel Malek Aarouf, Roman Abramov, Georges Albert, Tatiana Andreadou, Arsen Arakelyan, Bassem Ariguib, Madeleine Arnold, Julia Arutyunyan, Carlos I. Pérez Avendaño, Guadalupe Milián Avila, Dalia Ruiz Avilas, Antoine Bailly, Alexandre A. Barabanov, Ye. A. Barabanova, Juan Antonio Barcelò, Justin Ion Barobcea, Ema Bchir, Federico Bellentani, Ana Goutman Bender, Leïla Ben Dridi, Abdelkader Bensaci, Kamil Bernacki, Uwe Bernhardt, Anne-Claude Berthoud, Denis Bertrand, Augustin Berque, Daniel Bérubé, Alexey A. Bespalov, Irene Bierman, Jean-Claude Bignon, Börries Blanke, Karin Boklund-Lagopoulou, Massimo Bonfantini, Jean Samuel Bordreuil, Marie-Jeane Borel, Marc  Borillo, Julia Beltran Borràs, Claudio Borsari, Mario Botta, Philippe Boudon, Pierre Boudon, Paul Bouissac, Heddya Boulkroune, Kenza Boussora, Geoffrey Broadbent, N. I. Bugayeva, Jose Luis Caivano, Omar Calabrese, Claude Calame, Amira Cano, Jacob Nañuelos Capistràn, Marie Carani, Edgar Mòran Carreon, Francesca Caruana, Magda Saura Carulla, José Romera Castillo, Claude Castella, Fida Chaabane, Marta Susana Chitarroni, Françoise Choay, Boris Chuchkovitch, Stéphane Cirilli, Claudio Conenna, Marie-Pacale Corcuff, Michel Costantini, Daniel Coray, Lorenzo Covadonga, Aura Cruz Aburto, Macel Danesi, Christian Dehaynin, Susana Deiana, André Del, Gérard Deledalle, Gaëtan Desmarais, Catherine Deshayes, Verónica E. Dévalle, João Dias das Neves, Theodorios Didaskalou, Ali Djerbi, Luis Angel Dominguez, Claus Dreyer, Nassima Driss, Jean Guillermo Droguett, Martin Drouin, Bernard Duprat, Umberto Eco, Nold Egenter, Ricardo Espinosa, Moises Espirito Santo, Isabelle Excoffier, Paolo Fabbri, Gilles Falquet, Mrad Fares, Priscila Faria, Jean-Marie Floch, Jacques Fontanille, Pierre Frankhauser, Jaum Franquesa i Bartolomé, Marco Frascari, Michel Fuchs, Caterina Gaggero, Marco Gehring, Jacques Geninasca, Armen Godel, Josué Nathan Martínez Gómez, Marc Gottdiener, Jean-Pierre Goulette, Leonid L. Gourevitch, Pia Granzotto, Algirdas Julien Greimas, Jelena Grigorjeva, Jean-Blaise Grize, Ralitza Gueleva-Tzvetkov, Claudio F. Guerri, María del Rosario Giunta, Inre Grazuleviciute-Vileniske, Jacques Guillerme, Luice Guillemette, Maria Teresa Trejo Guzmán, Gabòr Hajnòczi, Manar Hammad, Toufik Hammoudi, Suzane Hauser, Christian Heath, Louis Hébert, André Helbo, Jorge Ferrada Herrera, Michael Herzfeld, Bill Hillier, Murielle Hladik, Graciela Hornia, Charles Hussy, Irina A. Ignatieva, Ulku Incekose, Valeri I. Iovlev, Terhi-M. Itkonen, Velinov Ivo Ivanov, Anna Ivanovna, Frédéric Jacot Guillarmod, Emmanuelle P. Jeanneret, Carolina Jiménez M, Alfredo T. Cid Jurado, Christo Kaftandjiev, Nadia Kajjou,  Nikos Kalogirou, Vladimik Kalutskov, Mathieu Koehl, L. P. Kholodova, Karen Klaue, Ekaterina V. Koneva, Alina Kozhevnikova, Martin Krampen, Nathalia Kunitskaya, Alexandre Ph. Lagopoulos, Cédric Lambert, Bernard Lamizet, Jean-Marc Lamunière, Micael Landzelius, Gavrilina Larisa, Svend Erik Larsen, Olga Lavrenova, Chantal Lecas, Raymond Ledrut, Hervé Lequay, Laurent M. Lescop, Anthony Leone, Yulia Leonova, Dimitry A. Leontiev, Albert Lévy, Sofia S. Liakhovetskaia, Caterina Virdis Limentani, Augusto Mesquitela Lima, Alfredo Linares, Shelagh Lindsey, Petruta Lipan, Pierre Litzler, Alexandre Liusyi, Ricardo Espinoza Lolas, Gisela López A., Pasquale Lovero, Setah M. Low, Sasha Lozanova, Jean-Claude Ludi, Wolfgang Luutz, Sven Mac Govern, Vadim Makharenko, Svetlana Makhlina, Oxana Makhneva, Katia Mandoki, Solomon Marcus, Dobrina Zheleva Martins, Isabel Marcos, Philippe Marin, Laura Adriana Hernández Martínez, Petros Martinidis, Jean-Pierre Martinon, Gianfranco Marrone, Kuklina Marvara, Saïd Mazouz, Marga van Mechelen, Lucio Melazzo, D. L. Melodinsky, Feriel Mezghani, Olfa Meziou Baccour, Ivan Mitim, Jorge Tarrago Mingo, Philippe Minguet, Serguey Mityagin, G. Ya. Mokeev, Hans-Georg Möller, Lorenza Mondada, Daniel Montello, Clément Morier, Milena Morzorova, Tatiana Morozova, Gianfranco Motta, Charazed Moussanev, Josep Muntañola Thornberg, Jose Maria Nadal, Emmanuel Nanchen, Françoise Navez-Bouchanine, Michel Nicolas, Ana Claudia Mei Alves de Oliveira, Zeynep Onur,  Sylvia Ostrowetsky, Ioulia V. Oudalova, Bernard Pagand, Pino Paioni, Bohumil Palek, Mario Panico, Jean-Claude Passeron, Françoise Paul-Levy, Pierre Pellegrino, Mirko Petric, Susan Petrilli, Vladimir M. Petrov, Isabella Pezzini, Olympio Pinheiro, Claudio Pirillo, Antonia Pizzigoni, Paola Poblete M., Stanislav Podusenko, Mariam Pogoshian, Svetlan Polyakova, Valentin Popov, Lozka Popova, Luis Jorge Prieto, Andrei Ptitsyn, Ana Celina Puebla, Maxime Putchkov, João Queiroz, Richard Quincerot, Andrew William Quinn, Andrei A. Raevski, Claude Raffestin, Anti Randviir, Placide Rambaud, Rosa María Ravera Eva Rewers, Jean Remy, Alain Renier, Alex Retejum, Gustavo Ribeiro, Doris Pachano Rivera, Nicolás Rosa, A. J. Rudakov, Sylvia Schwer, Serguey Rogachev, Anush Sahakyan, Irena Sakellaridou, Nora Elena Mesa Sanchez, Pascal Sanson, Pierre Sansot, Elizabeth Saporiti, Virve Sarapik, Thomas A. Sebeok, Lisel Seeligmann, Marion Segaud, Tayeb Sehad, Farouk Y. Seif, Andrey Sergueev, Vera Serkova, Krishnendra Shekhawat, Lúcia Santaella, Paulo Da Silva Santos, Filomena Silvano, Rodrigo Cortes Solano, Mohamed Abdel Souami, Vittorio Spigai, Constantin Spiridonidis, Frederik Stjernfelt, Iwao Takahashi, Frédérique Tanguy, Leonid Tchertov, Stephan-Immanuel Teichgraber, Kostas Terzidis, Nikolaos-Ion Terzoglou, Luciano Testa, Rem Tiit, François Tran, Kyriaki Tsoukala, Jean Umiker-Sebeok, Vaiva Vaitkeviciute, Diana Varela, Dobrina Varzonovtsev, Dragana Vasilski, Elena A. Vassina, Rodrigo Saavedra Venegas, Jurga Vitkuviene, Alexandra Volegova, Ugo Volli, Mathieu Vonlanthen, Adrián Gimate Welsh, Alexander Wolodtschenko, Hector Manuel Cortez Yacila, Hichem Yacoub, Yu. S. Yankovskaya, Elena Yushkova, Rim Zaabar, Sarantis G. Zafiropoulos, Olga Zalavskaya, Kestutis Zaleckis, Dobrina Zheleva-Martins, Donna L. Zimmerman, Olga Zinovieva, Santos Zunzunegui, Ricardo Zuquete.  

.....Es una lista impresionante, pero la Asociación Internacional de Semiótica del Espacio, AISE y ahora también del Tiempo, no pretende cubrir y mucho menos organizar todos los campos de investigación trabajados por los estudios semióticos. Es de hecho un club abierto, en el que se encuentran periódicamente y de forma variable investigadores que quieren presentar trabajos significativos a sus colegas. Según la época y los temas, los encuentros se han coordinado con un grupo de expertos de origen diverso y que han realizado reuniones científicas para profundizar en cuestiones planteadas por unos y otros. 

.....Las reuniones de la AISE han resultado ser congresos científicos organizados, para los más veteranos, bajo las presidencias de Gerard Deledalle, Manar Hammad, Martin Krampen, Alexander Lagopoulos, Olga Lavrenova, Josep Muntañola Thornberg, Pino Paioni, Pierre Pellegrino, Alain Renier y François Tran. Estas reuniones empezaron en Urbino en 1981, de manera fundacional, sobre la Semiótica del espacio, en Palermo 1984, sobre Semiótica teorías y prácticas, después a Andros en 1985, sobre Espacio y semiótica, del edificio a la ciudad y su región. A continuación sobre el tema general de Los Signos de la Humanidad y la Semiótica del espacio, en Barcelona y en Perpignan, en 1989; en Berlin,en 1992, sobre Sémiotica Estética y Significación del Espacio:en Berkeley, en 1994, sobre Síntesis en la Diversidad: espacio y representación del espacio, arquitectura, semiotopia y semiología; en San Petersburgo, en 1995, sobre El hombre y la ciudad: espacio, formas y sustancias; en Ginebra, en 1996, sobre Figuras arquitectónicas y formas urbanas, articulaciones epistemológicas entre arquitectónica y semiótica; en Guadajaja, en 1997, sobre Semiótica entre naturaleza y cultura; en 1997, en Salónica, sobre Semiótica y cultura, en 1998 en Urbino, sobre El espacio en las imágenes y en el texto; en Dresden en 1999, Procesos de signos y sistemas complejos; en Barcelona, en 2000, sobre El futuro del arquitecto, arquitectura, semiótica y ciencias humanas; en Cartago, en 2001, Intersemioticita del espacio arquitectónico, en su ser, su parecer y su ficción; en Lyon, en 2003, sobre El proyecto arquitectónico; en Barcelona, en 2004, sobre L’arquitectura de la in-diferencia; en Estrasburgo, en 2004, sobre Las formas del patrimonio; en Helsinki, en 2007, sobre El espacio y el tiempo del proyecto en la fabricación del mundo contemporáneo, su complejidad, sus ambigüedades, sus contradicciones; y más recientemente en Kaunas, en 2017, sobre Semiótica y teorías de las formas: formas de percepción, formas de memorias y formas de intervención; en Moscú, en 2018, sobre Heterotopia y paisajes culturales; en Ereván, en 2019 sobre Ser y parecer, permanencia y transformación del espacio a lo largo del tiempo ; Arquitectura y paisajes , teatro y “performance” finalmente en Buenos Aires, en el marco del Congreso del IASS, 2019, tendremos varias sesiones que trataran de las trayectorias del sentido en el espacio y el tiempo, y una mesa redonda en homenaje a Luis Jorge Prieto. 

 

.....Otras conferencias se llevaron conjuntamente a los de otras asociaciones, en particular de la iniciativa de la Asociación internacional de la semiótica visual: en Blois, bajo la presidencia de Michel Constantini, en 1990; en Bilbao, en 1992, bajo la presidencia de J.-M. Nadal y S. Zunzunegui, Semiótica y nuevas tecnologías, estilo y identidad visual, Imágenes y significado visual; en Sao Paulo, en 1996, bajo la presidencia de Ana Claudia Mei Alves de Oliveira, Semiótica del arte, teorización, análisis y educación. Imagenes, visualidad, urbanidad y intertextualidad; en Quebec en 2001, bajo la presidencia de Mair Carani, Semiótica del espacio y de la arquitectura, modelización del espacio arquitectónico y urbano, comunicación visual y semiótica; o en Lisboa, bajo la presidencia de Isabelle Marcos, en 2011, sobre Semiótica del espacio / Espacios de la semiótica, Espacios - tiemps semióticos, urbanización del tiempo y/o desurbanización del espacio.

.....Sobre las reuniones externas, pero sin embargo importantes, se llevaron de la iniciativa de diferentes institutos especialmente en Alby bajo la presidencia de Alain Renier, en 1981, sobre Espacio, representación y semiótica de la arquitectura; en San Marino, bajo la presidencia de Ginafranco F. Marrone, en 2011, sobre El sentido de las formas urbanas; y en Barcelona en 2014, bajo la dirección de Juan Antonio Barcelò, sobre la Inteligencia artificial, el patrimonio cultural y el reconocimiento de las formas. Estas reuniones abiertas vieron también investigadores hacer contribuciones esenciales para el desarrollo de la semiótica contemporánea. 

.....En una breve síntesis de los trabajos presentados y de las discusiones celebradas, quiero en lo que sigue someramente trazar las líneas de algunas de las contribuciones y principales innovaciones que se han podido hacer en el ámbito de la semiótica del espacio y del tiempo. ....En una breve síntesis de los trabajos presentados y de las discusiones celebradas, quiero en lo que sigue someramente trazar las líneas de algunas de las contribuciones y principales innovaciones que se han podido hacer en el ámbito de la semiótica del espacio y del tiempo. 

.....Resumen de los ámbitos y temas tratados 

.....El congreso de Palermo del International Association for Semiotics Studies de 1984 tuvo como tema general la diversidad en la teoría y la practica semiótica, la toma en consideración de la historia en las ciencias humanas y de la naturaleza. Presente en este congreso, los miembros fundadores de nuestra asociación de semiótica del espacio han obtenido un reconocimiento de las orientaciones de las investigaciones que querían desarrollar. Desde el principio fue determinante para sus trabajos la voluntad de mantener y desarrollar esa diversidad, y no un alineamiento sobre una corriente de pensamiento sobre otro, es cierto que a veces fue con animada discusión, pero estas permitieron que se reunieran dos escuelas que se ignoraban. 

.....Al año siguiente, en 1985, en Salónica, la Sociedad helénica de Semiótica organizó un congreso, que dedicó de hecho nuestros primeros trabajos en el ámbito del espacio y de la semiótica del espacio, cruzándolos en áreas que van del edificio hasta la ciudad y su región. Estos trabajos se habían completado de manera separada y desde puntos de vistas todos relevantes, desde disciplinas como la geografía, la arquitectura, la literatura, o la lingüística. Se había tratado de encontrar lugares de encuentro que permitieran dar salida a los conceptos avanzados por unos y otros trazando perspectivas de futuras discusiones sobre los desarrollos de cada uno. 

.....En Barcelona y Perpignán, en 1989, un nuevo congreso de International Association for Semiotics Studies reúne nuestro grupo de investigadores. El congreso tenía por título El hombre y sus signos. En el se debatió sobre los nuevos medios de comunicación en el mundo de hoy, los nuevos tipos de signos y transformaciones de las culturas, los valores y el sentido mismo de la noción de cultura. Cada área de conocimiento solicitaba interpretaciones específicas, a partir de los modelos y conceptos relacionados con las respectivas disciplinas. En efecto los nuevos medios de comunicación no aportaron el mismo progreso en cada una de las áreas y en cualquier caso no al mismo tiempo. 

.....Nuestra asociación se reencontró en el Congreso de Berlín en 1992, para prolongar el debate tratando específicamente de la estructura y del efecto de los mensajes artísticos, de la estética y significación ecológica del espacio, de la definición de lo que puede ser la propia noción de espacio, de lo que puede traer a este respecto la psicología de la forma y del entorno. 

.....Este debate reveló que, para algunos, la semiótica encuentra su génesis en el mundo de los animales y de las plantas, antes que en de los humanos; para ellos la semiótica no sólo es el estudio de la comunicación, sino también de la información que da el ambiente a un organismo vegetal, animal o humano; y eso en una perspectiva diacrónica. Para los otros la semiótica es estrictamente una ciencia humana, vinculada a la intencionalidad del sujeto y a la arbitrariedad del signo; entonces rechazan toda causalidad fuera de la forma semiótica que toma el sentido en el signo. 

.....Con respecto a la propia noción de espacio, esta se opone: Por una parte a aquellos que creen que la extensión homogénea es primigenia y que el espacio la corta de sus intervalos y de sus limites. Y por otra parte, a aquellos que ponen al contrario la discontinuidad como primigenia; dada en la materialidad de las cosas, la distancia entre rasgos de la realidad, cuando es señalada por el tema semiótico, es entonces medida como tamaño de una composición relevante para él. Se puede considerar que se trata en el primer caso de un espacio analítico, descomponiendo la realidad material de las cosas, tales que son independientemente de nosotros, y en el segundo caso de un espacio sintético, formando un objeto cuya realidad material deriva la materialidad compuesta en la forma. Si el espacio es la forma que toma la realidad material para nosotros, esta forma no solo puede ser el modo de su construcción sino que también de su deconstrucción. 

.....Para adoptar una posición al respecto, no para adoptar una posición exclusiva pero más bien una posición inclusiva, el congreso intentó entender las condiciones de una teoría incluyente y discriminante a la vez. Dicha teoría es necesaria, en cualquier caso para la arquitectura cuyo objeto esta a caballo sobre las ciencias de la naturaleza y las ciencias humanas. 

.....De nuevo, en el congreso de 1994 de la International Association for Semiotics Studies en Berkley, el debate trató de las posibilidades de una síntesis en la diversidad, afirmando como postulado que la apertura y la tolerancia como temas inherente al método semiótico proponen que las diferencias sirven para reforzar en vez de dividir; para una disciplina transversal tal como la que la semiótica intenta desarrollar, este postulado es importante, todavía hay que saber basarlo no sólo sobre una psicología de grupo sino también en la propia estructuración de los ámbitos de investigación. 

.....Para nuestra asociación, nos hemos visto conducidos a debatir de la propia noción de semiótica del espacio, y esto de manera prioritaria buscando articular semio-topia y semio-logía, especialmente desde el punto de vista generativo, y esto sobre el espacio y la representación del espacio en arquitectura. 

.....En San Petersburgo, en 1995, nuestra asociación celebró un congreso sobre el legado del formalismo ruso y su aportación a la semiótica del espacio en comparación con el de la semiología saussuriana. Pertinencias y prácticas del espacio inscritas en una semiosfera, espacio, espacio como representación de lo social o espacio como lugar de individuación fueron los temas principalmente tratados en las presentaciones. Estas tenían como temas el hombre y la ciudad y las formas de unificación de la multiplicidad urbana. Para debatir de este tema, las comunicaciones trataron de las formas y sustancias del espacio urbano, de la percepción del espacio y del espacio social de la ciudad, del diseño del espacio urbano, y de la escritura del espacio en la mitología de la ciudad. 

.....IEn Ginebra, en 1996, nuestra asociación durante su congreso vuelve a debatir sobre este objeto con énfasis sobre las relaciones entre figuras arquitectónicas y formas urbanas, así como entre retórica y morfología, con un enfoque que busca definir un metalenguaje semiótico adecuado para el análisis de los espacios arquitectónicos y urbanos; la semiótica siendo un metalenguaje que toma por objetos de otros lenguajes; el debate fue sobre entender si y en que la arquitectura puede ser entendida como un «lenguaje» del espacio urbano, un código, entre otros, que reglamente las practicas como la edificación. Para responder a estas preguntas las principales investigaciones presentadas en este congreso mostraron como estudiar los procesos de significación y entender las formas según las cuales la significación de la ciudad ocurre en diversos lenguajes, se trataba de entender la parte de los diversos códigos en la producción del sentido, sus articulaciones y sus desfases. 

.....IEn Thessaloniki, en 1997, por invitación de la Sociedad Helénica de Semiótica, debatimos sobre las relaciones entre semiótica y cultura, la meta del congreso fue debatir una concepción comprensiva del lugar de la semiótica contemporánea, en particular frente al avance de las ciencias en desarrollo y también en redefinición. Las fronteras disciplinares fueron el objeto del debate y se analizaron los desplazamientos entre las ciencias naturales y las ciencias humanas, entre ciencias teóricas, descriptivas y aplicadas, entre enfoques interdisciplinarios variados, entre las ciencias, las artes y las religiones como actividades humanas complementarias. 

.....Este debate preparaba el congreso de la Asociación Internacional de Semiótica, en 1997, en Guadalajara, interrogando las relaciones entre naturaleza y cultura. Varias corrientes de pensamiento aportaron nuevos horizontes, interrogando las relaciones entre naturaleza y cultura. Se planteo entonces la pregunta de una nueva repartición de ámbitos de competencia. Nuevas ciencias, como las ciencias de la concepción y las ciencias de lo artificial, no solo ponen en duda el corte que fue instituido desde el siglo XIX, entre las ciencias naturales y las ciencias humanas, sino también la distribución de las tareas entre las ciencias teóricas y las ciencias aplicadas. La semiótica no escapa a esta redefinición; más aún, su ambición epistemológica quiere inscribir la codificación del mundo de los fenómenos en los procesos de producción de sentido, de este modo sitúa su contribución en el ámbito de los diferentes conocimientos entendidos como capacidades al captar un objeto como ocurrencia de un tipo general. 

.....Se trataba también de interrogarse sobre el pasaje de la aisthésis del mundo sensible en el cálculo del mundo racional, en lugar de los códigos no verbales en el conocimiento de la realidad material como sobre el espacio y el contexto de la función semiótica. El espacio, como límite y como principio, establecido como modelo, permite reconocer un contexto de fenómenos. El alcance es la sustancia que una vez informada y transformada por el hombre se vuelve espacio, forma susceptible de significar del hecho de sus articulaciones. El contexto interviene en la economía misma de la comunicación verbal, reconociéndolo como un fragmento de la realidad material, determinándolo por los limites espaciales, se reconoce una identidad numérica a un objeto. El espacio es la condición de multiple. 

.....La tesis, en lo que a nosotros nos concierne desarrollar, es que la semiótica del espacio esta en el fundamento mismo de toda semiótica, ya que la separación, base de todo espacio, es anterior al orden, base de todo argumento; y la composición, unificación del diverso, es anterior a la inferencia, calculo sobre el múltiple. El proceso semiótico se desarrolla en un espacio, es un pasaje, un escalonamiento y una tensión entre naturaleza y cultura, pero también es una mediatización. Por eso, el espacio es diseñado como trama y recubrimiento de la realidad. Esta tesis ubica el espacio de la semiótica entre cultura y naturaleza así como entre forma y sustancia. Sin embargo, en el espacio, la relación de. inversión (de contenido a contenedor) se dobla con una relación de exclusión (de interior a exterior). Se trata de debatir la hipótesis de que la exclusión de la naturaleza, el cuerpo perdido, desplaza la espacialidad contemporánea del sentido hasta el no sentido. 

.....En Urbino, en 1998, pudimos tratar más específicamente de las relaciones entre la semiótica del espacio, la semiótica de la imagen y la semiótica del texto literario. Se trataba de este modo de presentar diversas tesis desarrolladas en semiótica sobre las relaciones entre topos y logos. Se trataba por una parte de presentar diversas tesis desarrolladas en semiótica sobre las relaciones entre choros o topos y logos o muthos, de debatir la estructuración de las relaciones espaciales en los lenguajes naturales y de entender como funciona el espacio en el discurso, como es un lugar de asunción y de distanciamiento del narrador; se buscó entender los modos según los cuales los espacios de referencias miden espacios objetos sirviendo como instrumentos a espacios de enunciación y como la estructura de los lenguajes naturales lo cobra. Las modalidades según las cuales la especialización del lenguaje y la verbalización del espacio se reenvían la una a la otra, han estado abordadas notablemente en la manera según la cual los antecedentes y las consecuencias se articulan en configuraciones espaciales y encuentran superficies de exposición en espacios de alusión. 

.....Por otra parte se trata de entender como los enunciados icónicos se oponen o se articulan en enunciados textuales y como el espacio del texto puede ser expuesto en figuras que lo sitúan en la escena y lo hacen imagen; o como el recorrido del texto puede ser expuesto y condensado en una imagen. Se trató así de las modalidades específicas de representación del espacio propio al texto y la imagen, y se indago en entender en que visualizar un significado no se reduce a manifestarlo en un texto. Se trataba de debatir los trabajos recientes sobre el icono y de mostrar en que la semiótica de la imagen no puede reducirse a una semiótica de objetos del discurso. 

.....En Dresden, en 1999, organizamos varias sesiones de semiótica del espacio en el congreso de la International Association for Semiotics Studies. Debido a su misma complejidad, los sistemas complejos, objetos del congreso, contienen tensiones que no siempre tienen sentido. Inscritos en un proceso semiótico, pueden ser analizados de diversas maneras, pero la producción de sentido es aun más difícil de entender si la complejidad es grande. La complejidad se opone a la economía. Los sistemas que permiten comunicar en un sentido complejo llevan una potencia de reducción. Inventados durante la génesis de las sociedades, animales o humanas, las formas de semiosis han permitido articular el sentido producido sin reducir demasiado su complejidad. Para todos los organismos, reducir la complejidad de las realidades circundante es una condición para sobrevivir. Cualquier organismo tiene un modelo de su ambiente. La capacidad de recepción de la información depende de la capacidad de tratar la materia informacional. Para el ser humano, organismo evolucionado, el proceso semiótico es complejo porque el sentido no se produce de manera unívoca y no se revela sin interpretación. El ser humano elabora modelos del ambiente y cánones de comportamiento que le permiten prevenir lo inesperado.  

     La multiplicidad cultural y la diferencia que existe entre culturas tradicionales, clásicas y modernas o contemporáneas, el impacto (enorme) de los medios y de la informática, hacen que la comprensión de los textos y de las imágenes sobre el espacio sea cada vez menos fiable. El espacio es cada vez más y más virtual, con artefactos permitiendo la manipulación de objetos irreales. Se puede imaginar que un día se llega a una sociedad sin espacios, o por lo menos en la que los textos y las imágenes no tendrán relaciones reales (o solamente religiosa o místicas) con la vida cotidiana. Así, se preguntó en este congreso sobre las transformaciones del espacio que le ponen en el abismo, como texto e imágenes del espacio participan en un juicio retórico y político donde dependen de un poder mediático, la cultura se transforma en una reproducción industrial de lo mismo, con la fabricación de series programadas sobre redes abstractas, sin cooperación textual del espectador, ni siquiera del actor.  

.....En Barcelona, en 2000, por invitación de los arquitectos catalanes, se celebró un congreso estructurado en torno a los informes entre arquitectura, semiótica y ciencias humanas; las presentaciones trataron de la eficiencia del proyecto arquitectónico en la topogénesis, así como la síntesis de las formas en la génesis de los lugares. Dos preguntas principales fueron examinadas. Primero la relación entre los sistemas semióticos, la arquitectura y las estrategias de diseño en la practica de los arquitectos. En segundo lugar, las implicaciones de las semióticas de la arquitectura en la educación de los arquitectos. Para responder a la primera pregunta se cuestionó si y en qué medida, toda practica de la arquitectura es un proceso semiótico; para responder, los interlocutores trataron de diversos enfoques del proceso del proyecto arquitectónico. Para la segunda pregunta, para entender lo que puede traer la semiótica a la enseñanza de la arquitectura, se cuestiono como la enseñanza de la arquitectura puede ser un proceso semiótico interactivo. 

.....En Quebec, también en 2000, por invitación de la Asociación Internacional de Semiótica Visual, volviendo a la pregunta de la complejidad más económicamente, considerándola en una interactividad sistémica, un congreso sobre la semiótica de la arquitectura trató de la articulación en sus dimensiones visuales, gestuales, conceptuales. Diversas comunicaciones trataron de la semiótica de las conformaciones visibles de la arquitectura y de sus relaciones posibles a las configuraciones visualizables del habitar. En la medida en que la semiótica del espacio pueda inscribirse en una semiótica de la acción, las preguntas fueron en particular las de la presencia del sujeto en el enunciado figurativo. El congreso también se cuestionó sobre la imagen no figurativa y la conceptualización del espacio, mostró en que la semiótica de su composición no es la semiótica de la verbalización de la imagen, de su comentario o de su descripción. También examinó en qué el espacio de los objetos del mundo natural no se puede reducir al espacio de las imágenes, como la naturaleza se opone al artificio. 

.....En Cartago, en 2001, sobre el tema de la intersemioticidad del espacio arquitectónico, en su ser, su. Parecer y su ficción, retomamos el debate sobre la complejidad del sentido y de las practicas en el espacio. En los términos propuestos por los organizadores del congreso, se encuentran numerosos puntos de vista sobre el espacio arquitectónico. Primero se puede considerar que no solo tiene por límites el sólido del englobamiento de los lugares que lo componen. No se reduce a la conformación física del edifico. Sin duda, esta puede ser entendida con razón, por una semiótica plástica o una semiótica planar, o también una semiótica visual. 

.....Variados enfoques particulares de la "semiótica local» del espacio edificado (llamado así para diferenciarlo con lo que pudiera ser una «semiótica global» de la arquitectura) se apoya en los planos de los edificios o en cualquier otro sistema de representación gráfica o icónica, de modo real o virtual. La evidencia formal de los diseños arquitectónicos permiten construir una semiótica de las conformaciones físicas, edificadas o simplemente anticipadas, donde las marcas espaciales son privilegiadas a las marcas temporales y aún más actales. 

.....Pero la semiótica del espacio también puede tratar de la complejidad física y social examinando las relaciones praxeológicas y proxémicas mantenidas por los actores sociales no sólo con el espacio construido sino también con los lugares que lo constituyen, el ambiente interno que incluye y el externo que le rodea. En estas condiciones de existencia de un espacio socializado, nace entonces una semiótica de las configuraciones de vida, que están inscritas en los componentes biomáticos del medio físico y arraigadas (mejor aún "engramadas", porque forman parte de una gramática) en la conformación material del espacio edificado. Esta semiótica que soporta simultáneamente el tiempo, el espacio y la acción, se sitúa así, en los confines de lo visible y lo invisible. Este invisible puede acceder a la evidencia y concretarse en las representaciones diferenciadas de las configuraciones semánticas, detectable en la conformación del espacio, que sean de orden pragmáticas o simbólicas.  

.....El congreso buscó entender en qué estas consideraciones sobre el espacio arquitectónico y sobre las semióticas locales se unen para tratar de constituir una semiótica global de la arquitectura. Se cuestionó sobre la intersemioticidad de los componentes del espacio arquitectónico, en diferentes grados, puede reducirse a una intra-semioticidad propia al espacio arquitectónico, asumido por el carácter sincrético de la semiótica global de la arquitectura. Esta semiótica sincrética, debería ser el lugar de una articulación posible entre las aproximaciones semióticas de otras disciplinas concernientes con diversos aspectos por los espacios arquitectónicos, sino en su ser, al menos en su parecer, ver en su ficción. 

 

.....En Barcelona, en 2004, por invitación del Congreso Internacional Arquitectura 3000, celebramos un congreso sobre la arquitectura de la in-diferencia. Para tratar de la indiferencia, nuestras intervenciones mostraron que también tenemos que tratar de las diferencias, de inferencias y de referencias, que son los instrumentos de la concepción arquitectónica. Primero, desde el punto de vista semiótico, en términos de diferencias, se puede preguntar sobre la obra arquitectónica como simulacro u objeto ideal. ¿Que relación puede existir en arquitectura entre realidad y virtualidad, o más aún entre objetos realizados y virtuales? ¿Cuando se trata de diferencias, de inferencias o de referencias, que relación hacemos con la realidad virtual? ¿Es una relación del orden del que puede existir entre formas y sustancias? ¿Son diferencias en la realidad? ¿O son diferencias en el propio conocimiento? ¿Son las discontinuidades en la realidad material como diferencias? ¿O son estas discontinuidades el fruto del acto arquitectónico? .....

.....En cuanto a la noción de «la indiferencia» la semiótica permite entender su doble sentido: «indiferencia» como sentido primero de no diferencia e «indiferencia» como sentido de no interés por (en francés tenemos, las dos nociones comprendidas en el mismo termino). Alguien que es indiferente, es decir que no manifiesta interés en algo que pasa, piensa que esa cosa no trae diferencias; no interés que corresponde a la idea de que no hay diferencias que puedan ser pertinentes para él, si se toma esta primera aceptación de la diferencia como si fuera en la realidad del fenómeno. ¿Y en términos de arquitectura de hoy, que significa ser diferente, ser un artista reconocido, diferente de los otros, o paradójicamente, ser indiferente y producir una arquitectura banal? 

.....Pero en arquitectura, para tratar de diferencia y no diferencia, también se sirve de «referencias». Sin embargo desde el punto de vista semiótico, la referencia puede ser definida como la relación con dos concepciones, de dos representaciones del mundo, de dos ideologías, de dos ideas, de dos maneras de recordar algunos aspectos de la realidad. Entonces las relaciones son aquí unas relaciones que actúan sobre la presencia y la ausencia, es decir que el arquitecto esta diseñando algo que se refiere a algo que falta, que no es el diseño que esta diseñando. Y por lo tanto esta haciendo una operación de orden paradigmático en semiología saussuriana, y por consiguiente trabajando sobre asociaciones de ideas entre términos que el inscribe provisionalmente, no inmediatamente en el mismo concepto, pero más bien en el mismo cajón, en el sentido de la lógica natural (porque se trata de lógica natural, una lógica comprometida en un proceso de producción). Luego, progresivamente quizás va a hacer de este cajón un concepto, buscando una comprensión de que puso todos estos diseños en el mismo cajón, que los guardó en el mismo lugar de su concepción. Y después, desde que el procede a trabajarlo, estará fabricando lo que se puede llamar en una cierta época, un modelo de arquitectura, un objeto ideal; pero ahí, el objeto ideal esta en proyecto. Y parece extraño que en arquitectura se pueda utilizar un modelo para fabricar algo, cuando este modelo todavía no existe. Pues precisamente, es porque la arquitectura trabaja de esta manera extraña donde, al principio, con asociaciones de ideas, y progresivamente va a convertirse realmente en operaciones de sustitución paradigmáticas en una composición con posibles variaciones, en un sistema que ya esta ahí. 

.....En Estrasburgo, en 2004, por invitación del Instituto Nacional de las Ciencias Aplicadas, sobre Las Formas del Patrimonio Arquitectónico, el objeto del congreso fue el sentido de la forma: ¿que relaciones se pueden establecer entre forma, sentido y sustancia del patrimonio, en que y como una forma es «invertible» en valores de conocimiento y practicas patrimoniales?  

.....Tuvo lugar un debate sobre las concepciones del pasado en el espacio de las profesiones del proyecto arquitectónico, que van de la concepción de un objeto emergente en un presente eterno, y en una invención siempre renovada por la génesis de los sistemas técnicos, hasta la conservación de una reliquia sacralizada, inscrita en un relato histórico donde el presente se encuentra muerto para convertirse en pasado. Se trataba de debatir la oposición entre discurso instaurador y restaurador de un espacio arquitectónico, de entender como una sociedad construye su axiológica y el rol respectivo de la invención de los objetos técnicos y de la historia en esta construcción. 

.....Entre el poder del olvido y el deber de la memoria, la génesis de las formas, su permanencia y su transformación articulan de maneras diversas tiempo y relato; y es precisamente cuando la memoria disminuye cuando se siente la necesidad del archivo, y cuando el objeto técnico pierde su valor de invención entonces se pone en valor su archivo. La teoría semiótica del patrimonio es una teoría del valor de las formas arquitectónicas, desde su invención hasta su archivo, así como desde su proyecto a su rechazo. 

.....La forma arquitectónica esta determinada por lo que persiste bajo el cambio y la diversidad de representaciones. La forma no es un sencillo contorno congelado, sino un principio de animación. La forma es una dinámica. Si ella emerge de las relaciones entre los términos constantes de una organización, de su distribución, también es el fruto de una intención, de un proyecto de composición. 

.....Tratando sobre los casos escogidos, sobre las relaciones entre forma, sentido y sustancia del patrimonio arquitectónico, las presentaciones tuvieron por objetivo entender mejor la articulación, en la que se inscriben en la instauración de un corte, tanto en una semiótica del tiempo como del espacio humano. Los debates se basaron en la constitución de los modelos en arquitectura, de la reproducción que suponen y de las transformaciones que hacen posible, de las reglas de composición, de descomposición y de recomposición que las estructuran y de las variantes contextuales que admiten. 

 

.....En 2007, en Helsinki, de forma paralela al congreso de la International Association for Semiotics Studies, para evitar dispersarnos en una multiplicidad de enfoques mal reunidos, y concentrarnos sobre el estudio de la semiótica del proyecto, nuestra Asociación celebró un congreso sobre el espacio y el tiempo del proyecto en la fabricación del mundo contemporáneo, su complejidad, sus ambigüedades, sus contradicciones. 

.....El espacio y el tiempo contienen cada uno su propia dialéctica, la de la relación con el otro en el espacio, la de la relación en si mismo en el tiempo. Su cruce produce una articulación primordial del sentido de la existencia; yo, por oposición al otro, aquí y ahora, por oposición a allí, antaño o en el futuro. Esta articulación es general, y está en la base de toda semiótica. Algunas comunicaciones mostraron como ésta articulación se hace cargo en ámbitos como la arquitectura, la literatura o las artes, como su manifestación en un artefacto compromete otra articulación, la del ser y del parecer. 

.....La arquitectura y las artes contemporáneas buscaron disociar el espacio y el tiempo, deconstruir el anclaje del espacio sobre el tiempo, para reconstruir fuera de la metafísica de la modernidad como la de la tradición. Más que querer equilibrar los informes entre partes y todo, la arquitectura contemporánea buscó entender la potencia de reducción de las reglas y de los modelos que las genera y como el todo se encuentra esquematizado en las partes que la componen.

.....Se dio como alternativa a la pureza de las formas acabadas, la imperfección de los fragmentos incompletos, a los postulados del formalismo funcional se respondió con una concepción híbrida del orden, a la sencillez de las figuras geométricas se opuso la complejidad de las interacciones entre códigos y contextos. De ésta manera, la diferencia entre las propuestas hechas por los arquitectos contemporáneos, en particular en su relación con la historia, no resulta de un «misunderstanding» sino de un trabajo sobre la deconstucción de los códigos y de los lenguajes, no solamente para coger los principios formales universales, también para entender como esos principios se pueden inscribir en la fabricación de los lugares de nuestra existencia sin deshacer su sentido. 

.....Frente a una época de globalización que probablemente va a intensificar los desfases entre las formaciones sociales territoriales, el congreso confirmó la universalidad del pensamiento artístico y científico. A nuestro parecer, se trata hoy, no de reproducir los cortes entre tendencias y gramática normativa nacional y internacional, sino de entender en que y como los diversos proyectos de espacio y de marco de referencia, los espacios y el tiempo que respetan, se inscriben o no en una estructura que sea generativa de una nueva universalidad. 

.....De manera general, nuestra Asociación quiso integrar en sus objetivos las semánticas del tiempo, articulándolas con las del espacio. Entonces añadió el tiempo en su denominación, utilizando desde ese momento el titulo de asociación internacional de semiótica del espacio y del tiempo (AISE+T). 

     

.....En Lisboa, en 2011, por invitación de la Association Internationale de Sémiotique Visuelle, tratamos de la urbanización del tiempo y/o de la desurbanización del espacio. 

.....La urbanización del espacio implica el movimiento y la aceleración de las velocidades de desplazamiento. Es en el espacio donde las relaciones entre dos estados del movimiento, precedido y subsiguiente, permite entender la velocidad. Para medir su velocidad, los desplazamientos se refiere a las ubicaciones: es el espacio recorrido por cada uno de un instante a un otro que es la medida relativa de los movimientos. El espacio es entonces medidor y el tiempo medido; la relación de medidor a medido es la articulación semiótica primera del espacio y del tiempo. Así, en la urbanización el espacio y el tiempo están intrínsecamente ligadas, pero su articulación puede ser de formas diversas según los sistemas de valores en cuáles toman sentido. Estudiando la articulación del espacio y del tiempo, la semiótica cuestiona esos sistemas de valores, sus permanencias y sus transformaciones. 

.....Frente a las desmesuras de la globalización (cambios de escala, objetos virtuales, espacios complejos y tiempo de incertidumbre), la oposición entre la aceleración de las transformaciones históricas contemporáneas y la voluntad de un desarrollo sostenible (cambio de relaciones entre lo inmediato y lo diferido) nos invita a cuestionarnos sobre las relaciones entre el tiempo de la ruptura y el de la larga duración. Nos preguntamos si éstas relaciones ¿deben estar inscritas en la sucesión de las épocas? o al contrario, ¿están ellas superpuestas, interfiriendo las unas con las otras, dando sentido al otro?. En este espacio aparentement globalizado de la época contemporánea, ¿es el acontecimiento histórico el síntoma de un profundo cambio de estructura, de una época a otra, o un acto figurativo superficial expresándose en una manifestación sin duda urbana pero derealizada? 

.....De manera general el asunto es saber si y cuando las diversas temporalidades humanas van y vienen según una adecuación causal, escapando a la libre voluntad, o al contrario, pueden articularse en una adecuación con el sentido escapando a toda determinación global. 

 

.....En Kaunas, en 2017, volviendo a acercarse de los trabajos y reuniones científicas de la International Association for Semiotics Studies, organizamos una sesión sobre la semiótica y la teoría de las formas: formas de percepción, formas de memorias y formas de invención. 

.....La sesión rindió homenaje a nuestro colega, primero presidente de nuestra asociación, el profesor Martin Krampen fallecido algunos meses antes. Martin fue profesor en numerosas universidades, pero en primer lugar en la Hohschule für Gestaltung de Ulm, heredera de Bauhaus y de su ambición universalista. Conductista como artista, trabajó en la articulación de la psicología de la forma hasta una semiótica general que se desarrollaba más allá del área de la lingüística; contribuyendo a la edificación de una semiótica del espacio; él no sólo exploró y formalizó, de manera innovadora y metódica, los procesos del diseño industrial y del proyecto arquitectónico, sino también insistió para que fueran estudiadas sus articulaciones con las dimensiones animales y vegetales de la semiosfera. 

.....Situados en esta perspectiva, la sesión que tuvo lugar durante este congreso «cross–inter–multi–trans» semiótica, se inscribió en el marco fijado por la IASS para su propio congreso en Kaunas 2017. Teniendo en cuenta los diversos trabajos de los autores que propusieron una presentación, la sesión trató de las formas semánticas vinculadas a procesos de formación y de escalas de pertinencia distintas en la producción y la practica del espacio humano. La primera parte de los trabajos de la sesión se centró en la percepción, la propriocepción y la exterocepción de las formas del espacio, desde las primeras formas de la aisthesis hasta las formas avanzadas de la cultura del espacio corporal y de su entorno, de su figuración, de su descripción y de su narración. La segunda parte trató del sentido del espacio como resultando de un proyecto, de una modelización en tanto que una intención de dar sentido; no sólo se abordó con este propósito las formas y los procesos heredados del pasado del proyecto arquitectónico, también las formas y los procesos contemporáneos, desarrollos con nuevos medios de comunicación implementando une inteligencia artificial, una geometría parametrizable, una lógica y un razonamiento calculable. La tercera parte recogió los resultados de las dos primeras para integrarlas en trabajos sobre formas emergentes en la larga historia de la formación de las ciudades y los territorios, pero también en el espacio de la globalización contemporánea, de las formas cuyo sentido puede, al menos por un tiempo, escapar a la percepción que los actores tienen de la escena de su vida cotidiana; para buscar como su sentido se desarrolla y restituye la complejidad de las formas salientes, la sesión se cuestionó sobre su imposición en la semiosis del espacio contemporáneo. 

.....En Moscú, en 2018, por invitación de la Academia de las Artes de Rusia, organizamos un congreso sobre la heterotopía y la semiótica de los paisajes culturales. Un paisaje cultural forma parte de una semiosfera, resultado y catalizador de los procesos de la génesis cultural y de una semiosis que deja huellas en el espacio bajo la forma de objetos materiales, de sistemas de imágenes, de metáforas y de signos. El paisaje cultural esta organizado según los códigos de modelización semióticas de la cultura y se convierte así el conservador y el productor de códigos cognitivos. El discurso del espacio en la cultura (al sentido más amplio, de un lugar hasta un cosmos) está expresado en los paisajes culturales. 

.....El paisaje puede ser estructurado por sentidos distribuidos en el espacio y su lectura ser el movimiento de un punto a otro, de un sentido y del otro. Según numerosas interpretaciones, se trata de una estructura, es decir que el paisaje natural es considerado como un sustrato sobre cuya base los espacios económicos, sociales, culturales, eidéticos están construidos. La totalidad de los sentidos y des los símbolos, la saturación de un tiempo «envuelto» (transitividad y dinamismo), la intemporalidad y la eternidad, las significaciones sagradas y trascendentes, confieren al paisaje cultural las propiedades de flujo semántico, de transformaciones de símbolos y signos; sus movimientos en el espacio se producen por el desarrollo de los valores temporales y de las realidades de la cultura. Los paisajes culturales ofrecen escalas para los valores emergentes desplegados en el espacio donde los objetos y las áreas geográficas sirven de análogos a la condición social y/o cultural actual, de marcas conmemorativas en el patrimonio cultural o de etapas espirituales. En este proceso, todos los lugares emergente son heterotopías, se distinguen por una alteridad de significados, en la concepción arquitectónica están concebidos como únicos. 

.....Las presentaciones realizadas en este congreso abordaron el espacio virtual de los medios de comunicación electrónicos en un enfoque de la heterotopía de nuestro ambiente tecnológico, determinando por su propia lógica espacial asegurando una interfaz transparente con la materialidad y la existencia social. Esta interfase une espacio híbrido aún más exigente que la mayoría de las referencias de base, estructurando el espacio físico y cultural no aplicándose al espacio virtual. 

.....Los debates trataron de los procesos heterotópicos de semiosis en el paisaje, la heterotopia como lugar de concentración de alterada de cultura, la visualización (demarcación) de la alterada en el paisaje, los lugares de memoria y de intemporalidad, la arquitectura como factor de formación del sentido del lugar, las imágenes visuales y virtuales de paisajes, los nuevos espacios híbridos. 

.....Durante este congreso, examinamos así las preguntas de paisaje cultural en tanto que sistema simbólico, las heterotopías como marcas emergentes en el contexto de este sistema, así como el problema de la representación visual de estos signos y sistemas en el arte y la arquitectura. 

     

.....En Erevan en 2019, tratamos del ser y del aparecer, de la permanencia y de la transformación del espacio en el tiempo bajo la acción de la “performance”. La “performance” es un hecho de la cultura que pone en correlación es ser y la aparición, traduciendo la permanencia y la transformación del ser en permanencia y transformación del espacio y del tiempo. En el ámbito del arte, funciona traduciendo las prácticas sociales en mecanismos e juego. La “performance” produce un tipo abierto de texto y de intertexto, cuya estructura esta formada en una síntesis de diversos tipos de prácticas y en la extensión de los límites de una forma particular de arte. Sus unidades estructurales -unidades sintéticas de textos diferentes- pueden ser combinadas en un signo integral o existir separadamente e igualmente en la razón de su naturaleza simbólica diferente. La doble naturaleza del desempeño determina su teatralidad y su fiscalidad. La “performance” es una «escritura corporal» en el espacio de la cultura moderna. 

.....Debido a la “performance”, los significados de los espacios pueden pulsar en el tiempo. Los significados estáticos del paisaje cultural se desarrollan sobre un largo periodo histórico; pero de repente, algo pasa (cambio cultural), que cambia completamente la semántica de los lugares; en el espacio una acción rápida ilumina de una nueva manera los sentidos del lugar. El acontecimiento esta asociado a un modelo particular de percepción y análisis del texto-performance, inscrito en una experiencia estética en tanto que obra de arte, produciéndose así una conexión de componentes conceptuales y sensuales en el espacio. 

.....Las componentes verbales y plásticas del texto de la “performance” interactúan con los modelos estructurales de las unidades artísticas indivisas, de las interpenetraciones orgánicas, de la coexistencia autónoma de las obras. Es decir la gran dimensión de elección del artista, para un acontecimiento cultural, actuando como creador de una polifonía de significados.  

.....La “performance” es una forma de arte contemporáneo en la que una obra esta conformada por acciones de un artista o de un grupo en un lugar y en un tiempo determinados. Las comunicaciones en este congreso abordaron las acciones ligadas al paisaje cultural, al espacio urbano y al contexto arquitectónico. La “performance” puede tener varios niveles: una acción consciente del artista en un espacio (del teatro clásico hasta las acciones modernas), desfases y fracturas históricos acompañando acciones en el espacio (demostraciones, deformaciones de monumentos históricos, etc.), acciones virtuales en un espacio real (espectáculos laser e iluminación, etc.), acciones virtuales en un espacio virtual asociado a lugares y paisajes reales específicos. ...

.....Durante este congreso, los participantes consideraron los problemas de paisajes culturales como sistemas de signos, la “performance” como medio para cambiar los significados en el contexto de estos sistemas, el problema de la representación visual de estos signos en el sistema de las artes. 

.....Los debates trataron de los procesos de semiosis en los espacios de “performance” (paisaje, espacio arquitectónico, espacio vacío de teatro), la visualización (demarcación) de los significados en esos espacios la “performance” como medio para reformatear el sentido del lugar, los lugares de memoria y de intemporalidad y su presentación en la cultura moderna, las imágenes virtuales de los lugares de acción, la arquitectura como factor de formación del sentido del lugar, el teatro como espacio vacío abierto a las trayectorias del sentido, los espacios abiertos como espacios adecuados para las actividades artísticas. 

.....Así, de manera general, desde hace cuarenta años, las contribuciones de los investigadores en los diversos congresos, coloquios y otras reuniones científicas de nuestra Asociación han respondido a las cuestiones generales de la producción del significado tratándolas de conectar con las dimensiones del espacio y del tiempo: 

.....• El sujeto de la enunciación, la constitución del «yo», el mismo y el otro en el espacio y el tiempo.

.....• La representación de si mismo y la representación del espacio.

.....• La pragmática, la adecuación de la estructura al contexto. 

.....• La articulación de los códigos espaciales heterogéneos, el gesto y la palabra, la palabra y la imagen. 

.....• La presuposición y la imbricación de los signos en el espacio y en el tiempo, el icono, el símbolo y el índice.

.....• La superposición y la transformación de las estructuras espaciales, las gramáticas generativas y las gramáticas de formas. 

.....• La emergencia de las formas y modos de indiferencia, la deducción, inducción, abducción.

.....• La presencia o ausencia de referencias, la ficción y la virtualidad del objeto.

.....• La intertextualidad, la dialogía y la interpretación del espacio y el tiempo.

.....• La calibración, la sincronización y el retraso de un proceso semiótico sobre una estructura existente.

.....• La segmentación del tiempo y del ritmo de la escena y del acto. 

.....Las reuniones, coloquios y congresos de Semiótica futuros, se pueden desarrollar, algunos más que otros, sobre las perspectivas que se destacan en los trabajos recientes de los investigadores en el ámbito de la semiótica del espacio y del tiempo. Especialmente las cuestiones de la unificación como las de la apertura de la disciplina, de la complejidad, así como aquellas de la economía de los modelos, de la diacronía como de la sincronía de los códigos estudiados, serán fundamentales para el futuro de las investigaciones en este ámbito. 

.....En el futuro, los investigadores organizarán sus contribuciones como ya tienen tendencia a hacerlo con la magia de internet. Ellos irán entonces, aunque solo fuera implícitamente, a responderse directamente en las principales cuestiones. Sin embargo, es posible esbozar un programa básico, que podrá ser implementado y definido sobre las dimensiones como el espacio, el lugar, la forma, la función, la estructura, la figura…Se puede incluir en este tipo de programa el desarrollo de una historia de las ideas, no solamente de la herencia del lenguaje, sino también de las ideas de otros ámbitos, como los que desarrollan autores de referencia en arquitectura, iconología, psicología y filosofía del arte. Una parte de la investigación presentará de manera contrastada el espacio disponible para diversas civilizaciones y sociedades. Se encontrará igualmente un ámbito de investigación donde las diferentes formalizaciones contemporáneas serán elaboradas y debatidas: modelos, sistemas y conceptos específicos a corrientes reconocidas. Un conjunto de obras tratara más específicamente diferentes objetos y ámbitos de investigaciones específicas a prácticas como la pintura, la escultura, la arquitectura, la literatura, el teatro, el cine o el baile. Otras estarán abiertas a la interdisciplinariedad, a la interacción entre semiología y disciplinas como sociología, psicología y zoología. Las ciencias cognoscitivas y neuronales deberían permitir a la semiótica verificar, corregir y desarrollar la descripción y la explicación que da del proceso de semiosis de la sensación, de la primera recepción hasta el sentido completo de la comprensión del espacio y del tiempo. Este tipo de trabajo mostrará igualmente la aportación de la semiología a otras disciplinas a las reformulaciones que emergen de ella. 

.....El conjunto de las perspectivas que he esbozado aquí, únicamente para indicar puntos de referencia, solo ofrece una metáfora arquitectónica de los trabajos de los investigadores para décadas futuras. Pero después de todo, la arquitectura puede ser comprendida como si solo fuera una inmensa metáfora; desde una idea de la arquitectura del significado, de los códigos y de los lenguajes que solo puede ser aproximada. 

. P. 01.03.19

IASSp+T

AISE+T

  • White Vkontakte Icon
  • White Instagram Icon

© 2020, AISE+T